TODO TERRENO

COMO UN TRIBUTO RELOJERO AL BELL X-1, EL PRIMER AVIÓN
EXPERIMENTAL ESTADOUNIDENSE CON MOTOR DE COHETE QUE SUPERÓ LA BARRERA DEL SONIDO EN 1947, BELL & ROSS INNOVA DE NUEVO Y PRESENTA EL BR-X1 CARBON FORGÉ.

POR: ALFREDO SÁNCHEZ

 

 

TODO-TERRENO2
EL BR-X1 ES A LA ALTA RELOJERÍA LO QUE LOS AVIONES DE CAZA DE QUINTA GENERACIÓN SON A LA AERONÁUTICA: una garantía de altísimo rendimiento. Pero Bell & Ross va más allá
y ha decidido incorporarle un material de alta tecnología: el Carbone Forgé.
Este material ocupa un lugar destacado en el sector
aeronáutico y espacial, sobre todo en la fabricación
de piezas estructurales de fuselaje sometidas a tensiones mecánicas extremas. La tecnología consiste en comprimir
fibras de carbono dentro de un molde de acero, a alta temperatura, con lo que se consigue una resina termo endurecible, con la que se ha fabricado la caja del guardatiempos. Gracias a esto obtenemos un reloj hermético y con un aspecto agresivo gracias a su color negro mate. Pero aquí no termina la historia del BR-X1 Carbon Forgé, pues la caja además está recubierta con un cinturón de cerámica de alta tecnología y de caucho, que lo hacen prácticamente indestructible y muy ligero.

MÁQUINA EXCEPCIONAL
El cronógrafo es la máxima complicación de la aviación ya que permite medir tiempos cortos y es una herramienta indispensable para la navegación. Bell & Ross expertos en la materia, doto a su guardatiempos de un cronógrafo esqueletado excepcional con forma de X, letra que es el nombre en código para los proyectos experimentales de la NASA.
La hora y los minutos, situados en una posición central, se leen de manera tradicional, mientras que el indicador de segundero pequeño está situado en las 3 horas. La ventana de la fecha esqueletizada se encuentra ubicado las 6 horas. Desprovisto de aguja, el contador que totaliza los minutos de la función de cronógrafo es un disco ultraligero de aluminio, que recuerda a las aspas de una turbina. La aguja del contador de segundos central indica cuartos de segundo. La escala taquimétrica, imprescindible para los cálculos de velocidad, se encuentra en el realce; las agujas del cronógrafo se diferencian por un sutil toque de color rojo. La correa negra de caucho está estructurada por un ranurado que aumenta su comodidad, sin perder resistencia. La hebilla, hecha de acero con
PVD negro y equipada con una inserción de caucho
negro moldeada, aúna solidez y refinamiento.

FICHA TÉCNICA
Caja: de carbón forgé, cerámica y titanio grado 5 de 45 mm.
Esfera: esqueletizada negra con índices y agujas con Superluminova.
Movimiento: mecánico automático. BR-CAL.313 con cronógrafo esqueletizado.
Funciones: Horas, minutos, segundero, cronógrafo y escala taquimétrica.

Be first to comment