PASIÓN DESBORDADA

Por: Herman Hernández

Es una realidad que está de más todo lo que hagamos por apoyar a nuestro atleta o equipo favorito, porque el indicador más preciso del entusiasmo que nos crea el deporte, es el precio que estamos dispuestos a pagar sólo por estar ahí y experimentarlo por nosotros mismos

Hasta el día de hoy no he conocido a persona alguna que no haya deseado, en algún momento de su vida, ser una estrella deportiva. Se trata de un sueño que inicia en las calles cuando se intenta emular al ídolo de la infancia, sin importar el deporte de nuestra preferencia. Lamentablemente para la gran mayoría, esos anhelos quedan en meras añoranzas, pero ese fanatismo sigue ahí, intacto, como si hubiera sido insertado en nuestros genes y aquella fantasía se transforma un poco para volverse una búsqueda por saciar ese deseo.

¿Por qué esta obsesión? Hay una frase de Vince Lombardi, entrenador legendario de los Empacadores de Green Bay, que puede servir de respuesta a esta incógnita: “No hay nada como la victoria”. Y sí, nada se parece a este sentimiento de júbilo y plenitud. ¿Hay forma de vivirla? Creemos que sí, estando en el mejor lugar, en el momento preciso, cuando nuestros ídolos ganan y cualquiera sea el precio, no es de importancia y que mejor si podemos compartir esto en familia.

 

2 MINUTOS DE ADRENALINA

La carrera hípica con más tradición en los Estados Unidos y quizá la más famosa del mundo entero es el Derby de Kentucky, celebrada cada año en el hipódromo de Churchill Downs el primer sábado de mayo, a la que se le apoda como: “La carrera de las rosas” —por la diadema con más de 500 rosas que se le da al caballo ganador— o “Los dos minutos más excitantes del deporte”.

Millionaires Row es la zona más exclusiva para disfrutar del evento, donde una mesa para ocho personas tiene un costo promedio de 50,000 dólares. Si tu plan es en solitario pero quieres tener un asiento de acuerdo a las circunstancias te costará alrededor de 9,000 dólares. Pero la ecuación no estaría completa sino te tomas por lo menos un Julepe de Menta, el cóctel insignia de la competencia es servido en un cáliz de plata que se vende por 1000 dólares. Las ganancias obtenidas por la venta de este brebaje son destinadas a una asociación

encargada de cuidar caballos descuidados. Con más de 200,000 asistentes por año el Derby de Kentucky es uno de los eventos más concurridos del deporte, donde también podrás comprar descendientes de ganadores y participantes por la módica cantidad de un millón de dólares, precio promedio declarado por caballo, por la casa de subastas Keeneland.

EL MUNDO DE LOS PUÑOS

Una de las últimas grandes funciones de boxeo en Las Vegas la protagonizaron Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao, y aunque quedó muy lejos de lo que nos prometieron (La Pelea del Siglo), eso no demerita el deseo de visitar La Ciudad del Pecado para disfrutar de una noche de combates. En el caso de esta pelea las entradas para el mítico MGM Grand (con capacidad para 16 mil 800 aficionados) literalmente se fueron a las nubes. Los precios oscilaron entre los mil 650 dólares hasta los 22 mil 813 verdes para los asientos en ring side. En promedio los boletos costaron alrededor de 11 mil dólares, una cifra record para cualquier evento deportivo según datos de TiqIQ, (empresa de venta de boletos), que demuestra que fue un evento exclusivo para high rollers.

SÚPER DOMINGO

El Súper Tazón es el evento por antonomasia en los Estados Unidos, y en México, también tiene una larga lista de fanáticos. Para cumplir el sueño de asistir por lo menos se tienen que desembolsar unos 9,500 dólares por un boleto que tiene un costo oficial de 800 dólares. Si quieres ir a la zona más exclusiva, los palcos de la zona de clubes, alcanzaron un precio de 68 mil 888 dólares. Todos estos números fueron arrojados por el pasado Super bowl, y se calcula que para el siguiente evento a realizarse, se eleven estos costos por lo menos en un 10 por ciento. Otro punto que no debemos olvidar son los fantásticos shows del medio tiempo.

HOYO EN UNO

Cada año los mejores golfistas del mundo visitan el Augusta National Golf Club en busca de ganar el Masters, considerado el evento de golf más importante y obvio, hacerse con la famosa chaqueta verde.

La membresía para este club es sólo por invitación y en un principio no se permitía vender las entradas al público en general, pero afortunadamente esa política se ha cancelado y hoy es posible vivir este magno evento en vivo.

El boleto para un solo día cuesta alrededor de 2000 dólares, por lo que es mejor comprar el abono por cuatro días que tiene un precio de más de 5,000 billetes verdes. Pero si quieres elevar la experiencia lo mejor es el área VIP, que tiene un costo de 10,000 dólares, pero te permite prácticamente darle los mejores consejos a tu ídolo del golf.

EL DEPORTE MÁS HERMOSO

Para asistir a una Copa del Mundo hace falta invertir unos cuantos billetes. Pero para hacerlo de una forma más exclusiva lo mejor es los palcos VIP, que en el pasado torneo organizado por Brasil, alcanzaron el precio de 100,000 dólares por encuentro.

Entre las bondades que ofrece el servicio es que tendrás una suite para ti y tu grupo de acompañantes, zona privilegiada para ver el partido, una selección de comidas y bebidas premium con servicio personalizado durante el partido y parafernalia mundialista. Sólo como parámetro, el costo del boleto más barato para la final de la justa en preventa fue de 990 dólares, pero el precio promedio que alcanzaron llegó a los 3,500 dólares.

VELOCIDAD EXTREMA

La Fórmula 1 es el deporte de carreras más popular en el mundo y sólo basta recordar el ruido de aquellos motores enchinándonos la piel, para desear estar ahí. Para algunos fue una gran noticia que el Gran Circo regrese a México, pero si de lujo se trata, no hay nada como asistir al Gran Premio de Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes Unidos.

El espectacular circuito de Yas Marina fue diseñado por Hermann Tilke, además de tener la particularidad de ser la primer carrera que empieza en el atardecer y finaliza por la noche, gracias a su iluminación tipo estadio. El hospitality más exclusivo para este evento ronda los 6,500 dólares por tres días, e incluye bebidas, champaña, comidas, rondas de clasificación, carrera oficial, conciertos y visita a los pits.

EL REY DE EUROPA

El considerado mejor torneo de balompié del mundo, es una competencia que cada año nos permite ver a los mejores futbolistas batiéndose a duelo por obtener la orejona. Sin importar el equipo del que seamos hinchas, el deseo por asistir a la final y disfrutar esa calidad de futbol es algo que retumba en la cabeza de millones de aficionados. Conseguir un boleto no es tarea sencilla, a menos que inviertas una buena cantidad para obtener tu paquete Super Platinum Plus, que te da acceso a tu propio palco desde tres horas antes del inicio del partido, donde podrás disfrutar de un catering al nivel del evento, barra libre de brebajes de alta calidad, regalos exclusivos de la final de la Champions o estar en la ceremonia de entrega del trofeo, entre otras sorpresas, por la una cantidad cercana a los 10,000 euros por persona. Hay otras dos opciones un poco más económicas que cuestan entre 3,950 y 4,450 euros.

La ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos es uno de los eventos que más llama la atención en todas las latitudes del planeta, debido a que el show es simplemente espectacular y no sólo por los juegos artificiales o artistas que participan, sino que también involucran a los verdaderos protagonistas del evento: los atletas.

EL PASTO SAGRADO

El All England Lawn Tennis and Croquet Club es la casa de Wimbledon. Se trata del Grand Slam más antiguo del mundo pues fue disputado por primera vez en 1877. Pero lo que lo diferencia de los otros campeonatos es su respeto por las tradiciones, porque ningún jugador que se pare en el pasto sagrado puede usar otro color que no sea el blanco en su vestimenta. Visitar la Catedral del tenis para disfrutar de los encuentros y las tradicionales fresas con crema es posible gracias a los hospitality que ofrece, que para las finales del torneo (Wimbledon Finals Tour), tienen un costo de alrededor de 5,500 dólares a 6,800 dólares por persona.

EL SÍMBOLO DE LA PAZ

La ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos es uno de los eventos que más llama la atención en todas las latitudes del planeta, debido a que el show es simplemente espectacular y no sólo por los juegos artificiales o artistas que participan, sino que también involucran a los verdaderos protagonistas del evento: los atletas. En la pasada justa, los Juegos Olímpicos de Río, los fanáticos llegaron a pagar hasta 4,000 dólares en reventa y el precio promedio de los boletos alcanzó los 1800 dólares. Para las Olimpiadas del 2016, en Río de Janeiro, las entradas para la ceremonia de apertura costaron entre 61 y 1,423 dólares, pero es bien sabido que es muy complicado conseguir estos boletos de primera mano y generalmente se tienen que conseguir en la reventa.

ASIENTO LEGENDARIO

En ocasiones los boletos son caros sólo por el hecho del lugar donde estás sentado. Un gran ejemplo de esto es la Legend Suite en el Yankee Stadium, área ubicada justo detrás del plato que tiene un precio por boleto de alrededor de 2,500 dólares por partido. Es importante señalar que si estás interesado en reservar un ticket para esta zona debes estar preparado, pues la leyenda urbana dice que los asientos (1,200 disponibles) ya cuentan con reservación por años. Entre los servicios que ofrece incluye un enorme bar de granito, extensa cava de vinos y más de 42 pantallas.

LA LOCURA DE MARZO

El March Madness, sobrenombre con el que se conoce a la fase final del torneo de baloncesto universitario estadounidenses, es el escenario donde empiezan a brillar las posibles futuras estrellas de la NBA y la máxima expresión del win or go home de los deportes. Conforme el torneo avanza las entradas empiezan a subir en precios, además de que es sumamente complicado conseguir boletos porque muchos son repartidos a invitados especiales y se da prioridad a la comunidad universitaria. Ya para el Final Four (partidos de semifinales y finales del campeonato), la única posibilidad de conseguir tickets esta en la reventa y según datos de SeatGeek.com, los boletos aumentaron en un 31 por ciento y tuvieron un precio promedio de 1,925 dólares.

Be first to comment